EL PIMIENTO VERDI. ALBERT BOADELLA.


“Nada puede causar mayor placer a los ricos de hoy, que comer como los pobres de antaño” Michel Charasse.


Las veladas lirico-gastronómicas que espontáneamente se organizan por las noches entre los clientes famosos del restaurante El Pimiento Verde han sido la fuente de inspiración del director Albert Boadellla para poner en marcha esta producción teatral, El Pimiento Verdi.

La obra de Albert Boadella, que conmemora el bicentenario de los nacimientos de los músicos Giuseppe Verdi y Richard Wagner, se desarrolla en la taberna El Pimiento Verdi en homenaje al restaurante madrileño El Pimiento Verde (con sedes en Lagasca, 46, Quintana, 1 y Príncipe de Vergara, 60). La propuesta culinaria del local, que abrió sus puertas en 1998, centrado en la cocina vasca, incluye platos como croquetas de chipirón, bacalao, revuelto de boletus y langostinos, chuletón, merluza o chipirones encebollados. Hay mucho acento en las verduras; las alcachofas son divas en la carta y los pimientos que han seducido –según propia confesión- al director y actor catalán, ya muy madrileñizado y frecuentador de veladas gastronómicas con otros artistas y compañeros del mundo escénico. Esos encuentros son ingredientes básicos del menú argumental que ha cocinado en su nuevo montaje el director de los Teatros del Canal.

Muchas noches, tras las cenas, clientes del mundo de la ópera, el cine, la literatura o la política que frecuentan este restaurante se animan de forma espontánea a tocar el piano y surgen sobremesas líricas que se prolongan hasta la madrugada. En estas sesiones gastromusicales se mezclan con los clientes habituales escritores, actores, cantantes y políticos. Entre los frecuentadores conocidos figuran Aitana Sánchez-Gijón, Candela Peña, Willy Toledo, Fernando Sánchez-Dragó e incluso la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre. La atmósfera de este local al que es adicto el fundador de Els Joglars ha sido precisamente su inspiración.

El Pimiento Verdi discurre en una taberna y el protagonista (interpretado por el barítono Luis Álvarez), se llama Sito, en homenaje al propietario del restaurante, Sito Lecanda. Otros personajes que toman la escena, como el pianista-camarero, tienen su réplica real en el restaurante. Del mismo modo que allí la clientela guisa tertulias con sus aficiones, en el escenario teatral los personajes amantes de las óperas verdianas defienden en la obrasus gustos musicales y cantan frente a sus competidores wagnerianos.


Restaurante El Pimiento Verde 

No hay comentarios: